El próximo 16 de mayo vuelve la Bundesliga tras un largo confinamiento. La idea es completar la temporada el 27 de junio. Se ha realizado una primera oleada de 1.700 test entre jugadores y técnicos. El Dynamo de Dresden, en cuarentena, complica la situación.

Podríamos decir que al fin vuelve el fútbol a nuestras vidas. Si bien es cierto que nunca han dejado de disputarse algunas competiciones como la de Bielorrusia, las mayores ligas de Europa y del mundo han sufrido un inevitable patrón debido al confinamiento por la propagación del COVID-19.

Ligas como la holandesa, la francesa o la belga se dieron por concluidas ante las dificultades que se planteaban. En algunos casos se han tomado medidas como invalidar la temporada mientras que en otros se ha finalizado con la clasificación tras la última jornada disputada. Entre tanto, largos debates sobre cómo resolver la competición; cómo tratar los descensos, los ascensos, los puestos europeos…

De momento, podremos disfrutar de nuevo de grandes equipos de Europa como Bayern, Borussia o Leverkusen. Se espera que sea la primera de las muchas competiciones que se va a ir reabriendo. Para ello, se han tomado las precauciones necesarias y se han ido realizando pruebas a jugadores y técnicos. En el caso de Alemania se han hecho hasta 1.700 test en una primera oleada en clubes de Primera y Segunda División detectándose 10 positivos. Teniendo en cuenta que Alemania es un país que ha hecho una cantidad altísima de test y que el número de contagios es inferior al de España parece lógico que la reapertura de su competición se haga unas semanas antes.

Por supuesto para evitar nuevos contagios y una propagación del virus en el deporte, se van a llevar a cabo una serie de medidas preventivas más allá de los test. En el campo sólo estarán los jugadores y el personal imprescindible para la práctica del fútbol. Estos serían árbitros, auxiliares, recogepelotas o servicio de limpieza y seguridad.

En las últimas horas se han detectado 2 nuevos casos de positivos por coronavirus en el Dynamo de Dresden y ello hace peligrar en cierta medida la reapertura. Las autoridades han sido claras y han aislado a toda la plantilla para no correr riesgo. Actualmente el Dynamo de Dresden marcha en la última posición de la Segunda División.

En lo deportivo, el Bayern de Munich sigue siendo el máximo favorito para alzarse con el título, pero aun hay mucha tela por cortar. Si lo consiguiese, habría sido campeón durante 8 temporadas consecutivas, dejando aun más claro su hegemonía en el país germano. Los de Flick llevan 10 victorias en las últimas 11 jornadas que hacen que la ventaja sea de 4 puntos respecto al Borussia y de 5 frente al Leipzig. Faltan 9 jornadas y el viaje a Dortmund dentro de 2 parece que será decisivo.

Por otro lado, a la lucha por la clasificación a la Champions se suman el Gladbach y el Bayer Leverkusen con ligeras diferencias entre ellos. Al peor de los 5 equipos que hemos hablado, le acompañaría a la Europa League otro de entre Schalke, Wolfsburgo, Friburgo, Hoffenheim y Colonia. Una lucha muy repartida.

En la parte baja de la clasificación se encuentran el Paderborn con 16 puntos y un clásico como el Werner Bremen con 18. Cierra los puestos de descenso el Düsseldorf con 22 puntos que intenta dar caza a un Mainz que se encuentra a 4 de diferencia.